EXCELENTE…

PARA QUE APRENDAMOS UN POQUITO MÁS…
 
Un puntito de educación en el amplísimo campo de la rica gramática de la lengua española.
 
El sufijo EZ al final de los apellidos hispanos proviene de una raiz hebrea sefardí y tiene la connotación de hijo de. Es así como apellidos considerados muy castizamente españoles como Alvarez, significa hijo de Alvaro; Rodríguez, hijo de Rodrigo; González, hijo de Gonzalo; Martínez, hijo de Martín; Hernández, hijo de Hernando.

 

Solo existe una excepción gramatical a esta regla y es Chávez, hijo de Puta, ya que no podía ser hijo del chavo.
 
 


Con las alertas de Hotmail no perderás detalle de tu correo. ¡Contrátalo ya!